viernes, 14 de julio de 2017

Natalia Ginzburg - Una biografía


Natalia Levi tuvo una vida intensa marcada por el fascismo de Mussolini y la Segunda Guerra Mundial. Nace en Palermo el 14 de Julio de 1916, en el seno de una familia de clase media, atea y fuertem,ente comprometida política y socialmente con las ideas antifascistas. Su padre, Giuseppe Levi, judío triestino, es profesor universitario de anatomía comparada. Su madre, Lidia Tanzi, milanesa, es hija de Carlo Tanzi, abogado socialista amigo de Turati (uno de los fundadores del partido socialista italiano en 1892). Con tres años, en 1919, la familia se traslada a Turín a donde su padre fue trasladado. Pasó allí gran parte de su infancia y juventud, matriculándose en el instituto Vittorio Alffieri en 1927 y recibiendo una educación laica. No fue, sin embargo, una buena estudiante ya que centraba su talento y su esfuerzo en escribir poesía.

Es la menor de cinco hermanos: Gino (1901, quién se convertiría en consultor industrial), Paola (1902, quien se casará con el empresario Adriano Olivetti), Mario (1905, trabajador en la Unesco) y Alberto (1909, médico). Su infancia la definiría como feliz pero solitaria. Su madre estaba mas unida a su hermana Paola que a ella porque Natalia no le “daba cordel” mientras que Paola sí. Era una niña callada, muy observadora, que se sentía frustrada porque de su casa entraba y salía constantemente gente, gente que hablaba, discutía, contaba historias, mientras que a ella sus hermanos la interrumpían constantemente por ser la pequeña. 

Leone Ginzburg (2), activista intelectual y político antifascista, entra en el círculo de Natalia al compartir con los hermanos y el padre de ésta la lucha contra el régimen de Mussolini. El 11 de marzo de 1934 se inicia el “Caso Ponte Tresa” al ser detenido en este lugar, frontera entre Italia y Suiza, su hermano Mario Levi, por posesión de propaganda y literatura antifascista, que pretendía introducir en Italia. Sin embargo, Mario logra huir en una escena casi de película: sale corriendo de sus captores y tirándose al río lo atraviesa hasta llegar a la orilla suiza, donde se refugia. Como consecuencia de este hecho son detenidas en Turín un grupo de personas relacionadas con Mario, entre ellos, su hermano Alberto, su padre Giuseppe y el propio Leone Ginzburg.  

Durante el tiempo que estuvo encarcelado Leone en la cárcel de Civitavecchia (Roma), él y Natalia comienzan a escribirse cartas. Leone sale en libertad al ser su pena descontada en dos años por una amnistía y regresa a Turín.

El 12 de febrero de 1938 contraen matrimonio y Natalia comienza a relacionarse con los intelectuales antifascistas turineses (Italo Calvino, Cesare Pavese...) y a colaborar en la editorial Einaudi fundada por su marido junto a Giulio Einaudi, empezando a traducir En busca del tiempo perdido de Proust. Como consecuencia de la ley racial promulgada por el gobierno de Mussolini, Leone pierde su nacionalidad italiana y en 1940 es condenado al confinamiento en Pizzoli, (pequeño pueblo de la provincia del Águila, situado en la zona de Los Abruzos en el sudeste de Italia) al ser considerado como “persona peligrosa para la seguridad del Estado”.

El matrimonio tiene tres hijos:
1. Carlo Ginzburg, nacido en Turín el 15 de abril de 1939. (3)
2. Andrea Ginzburg, nacido en Turín el 9 de abril de 1940. (4)
3. Alessandra Ginzburg, nacida en Pizzoli, durante el confinamiento, el 20 de abril de 1943. (5)
Entre septiembre y noviembre de 1941 Natalia escribe su primera novela, La strada che va in cittá (El camino que va a la ciudad, Bassarai, 1997, actualmente descatalogada) que publica en la editorial Einaudi en 1942 con el pseudónimo de Alessandra Tornimparte y que reeditará en 1945 con su firma definitiva, Natalia Ginzburg. Natalia tuvo que recurrir al uso del pseudónimo porque al ser judía por la rama paterna se le aplicaba la prohibición existente durante el fascismo de que los judíos pudiesen publicar cualquier tipo de obra literaria, científica o artística. La elección de este pseudónimo viene de Sassa Tornimparte, una región cercana a Pizzoli. El nombre de Alessandra se lo pondrá después a su tercera hija.
 
El 25 de Julio de 1943 cae el régimen de Mussolini tras la invasión de Sicilia por los aliados y el 5 de agosto Leone regresa a Roma creyendo que el país sería en breve liberado por los aliados. Natalia permanece en Los Abruzos con sus tres hijos pero tras la ocupación por los militares nazis alemanes de Italia decide reencontrarse con Leone en Roma. Para conseguirlo cuenta con la ayuda de la propietaria del único hotel de Pizzoli, de la que Natalia dirá posteriormente que era una de las mejores personas que ha conocido en su vida. Esta mujer logró engañar a los nazis diciéndoles que Natalia y sus hijos eran refugiados fascistas que habían perdido su documentación. De esta manera, Natalia consigue montar con sus hijos en un camión alemán que se dirigía a Roma y así reunirse allí toda la familia el día 1 de noviembre de 1943. Sin embargo, la felicidad por el reencuentro dura poco. Veinte días después, el 20 de noviembre, su marido Leone es detenido en la imprenta clandestina de la vía Basento, de donde salía la publicación antifascista “L´Italia libera”. Llevado a la prisión Regina Coeli de Roma, es identificado como judío y transferido al sector alemán. Torturado por la GESTAPO, fallece la noche del 4 al 5 de febrero de 1944. Tras su arresto ni Natalia ni sus hijos pudieron verlo de nuevo.

Fallecido Leone, Natalia envía a sus hijos a la Toscana, donde sus padres se habían refugiado, y ella permanece en Roma, escondiéndose en el convento de las ursulinas en la vía Nomentana. Posteriormente se refugia en Florencia en la casa de su tía materna Drusilla. Le ayuda en la fuga su cuñado Adriano Olivetti. En octubre de 1944 regresa a Roma, sola, y se va a vivir con su amiga Angela Zucconi. Natalia se sume en una profunda depresión, en un período sumamente oscuro en el que fantasea incluso con el suicidio. "No estaba segura de sí quería dormir durante mucho tiempoo morir", llegó a escribir en esa época. Recuerda su estancia en Pizzoli en el relato “Invierno en los Abruzos” (Inverno en Abruzzo) y escribe en homenaje a su marido uno de sus escasos poemas: “Memoria” publicado en la revista Mercurio y donde por primera vez firma con su nombre real. Por ese motivo, convencida por Angela, comenzó una terapia, que interrumpió al poco tiempo de empezar, con el prestigio psicoanalista Ernst Bernhard.

Comienza a colaborar con la sucursal romana de la editorial Einaudi, situada en la vía Claudio Monteverdi 18, y que dirige Carlo Muscetta, íntimo amigo de Leone y uno de los últimos que le vio vivo en Regina Coeli. Ginzburg está preocupada por considerar que no posee competencias específicas en el ámbito editorial, que no conoce ningún idioma extranjero, salvo el francés y que no sabe escribir a máquina. En otoño de 1945, cuando se siente segura, se reúne con sus hijos y sus padres en Turín, conviviendo con ellos desde ese momento en su casa de la vía Morgari. En medio de ese desconsuelo publica en 1947 É stato cosi (Y eso fue lo que pasó. Acantilado, 2016), un libro oscuro y duro en el que el dolor por la tortuosa muerte de Leone impregna toda la obra. Lo dedica “a Leone”.

Junto con Pavese, Balbo y Mila trabajará en la sucursal de Einaudi en Turín. Uno de los descubrimientos de Natalia será la prestigiosa escritora, considerada una de las voces de la literatura italiana del s.XX, Elsa Morante. La editorial Lumen en su edición de la que se considera su gran obra, Mentira y Sortilegio (1ª edición: junio 2012), incluye un prólogo escrito por la propia Natalia Ginzburg en diciembre de 1985 (6)

En 1947, convencida por Balbo, se afilia al Partido Comunista Italiano. Lo abandonará en 1952 de forma silenciosa, desencantada con la deriva que el comunismo está adoptando.

En 1948, durante el verano y el otoño, mantiene una relación clandestina con Salvatore Quasimodo, poeta y periodista (que recibiría el Premio Nobel en 1958) con quien coincide en Polonia en el Congreso Mundial de Intelectuales por La Paz y que en ese momento ya estaba comprometido con Maria Cumani, con quien contraería matrimonio.

En 1949, durante el Congreso del Pen club (asociación mundial de escritores, fundada en Londres en 1921 para promover la amistad y cooperación internacional entre escritores fundada por Catherine Amy Dawson Scott, de pseudónimo Sappho) que se celebra ese año en Venecia, se reencuentra con Gabriele Baldini (7), ensayista italiano especializado en literatura inglesa y al que había conocido de forma fugaz cuatro años atrás. El 5 de diciembre de 1949 anuncia a su gran amiga Ludovica Nagel (traductora y secretaria de Einaudi): "Mi sposo con un uomo che si chiama Gabriele Baldini". Gabriele tiene treinta años, pelo castaño y barba y devuelve a Natalia la alegría de vivir gracias a su exuberancia abrumadora, su cultura sin fin, su humor, su pasión por el cine y su ternura con sus hijos. Contraen matrimonio en abril de 1950. El 27 de agosto de ese mismo año sucede algo que marca a Natalia para toda su vida, dejándola conmocionada: su gran amigo, Cesare Pavese, se suicida. 

Baldini reside en Trieste, en cuya Universidad imparte clases, mientras que Natalia permanece en Turín con sus padres y sus hijos. En febrero de 1951 publica Valentino, el último relato que escribe en Turín. En 1952 Baldini es llamado a dar clases en la Universidad de Magisterio de Roma y allí se traslada Natalia con toda su familia, estableciéndose en la vía Fucino 4. Entre febrero y agosto de 1952 escribe Tutti i mostró ieri (Todos nuestros ayeres, Lumen 2016).

El matrimonio tiene dos hijos: Susanna (4 de septiembre de 1954 - 15 de julio de 2002. La pequeña sufrió al nacer una grave malformación. Una intervención quirúrgica realizada en Dinamarca consiguió garantizar su supervivencia) y Antonio (6 de junio de 1959 - abril de 1960).

El 1 de enero de 1956 Ginzburg pone fin a su relación laboral con la editorial Einaudi porque, como ella misma dice, no se veía trabajando con unos compañeros diferentes a los que tenía en Turín pero permanece en su función de consultora. En octubre de ese mismo año muere a los setenta y nueve años su madre, Lidia Tanzi.

Baldini recibe una oferta para dirigir el Instituto Italiano de Cultura en Londres. Ginzburg le sigue con Alessandra, pues los dos hijos mayores ya asisten a la Universidad. Este traslado a Londres provoca en Natalia nostalgia. Viven entre Holland Park y Notting Hill Gate y allí descubre la obra de Ivy Compton-Burnett, a la que lee compulsivamente en inglés y se ofrece a traducir al italiano para la editorial Einaudi. También se ofrece a traducir a Harold Pinter. Ninguno de los dos proyectos saldrá adelante.  

En la primavera de 1961 escribe en veinte días Le vocci della sera (Palabras de la noche, Pretextos 2001). En verano de 1961 regresa a Roma y se instalan en la Piazza di Campo Marzio, 3, cerca del Panteón. A partir de ese momento la Ginzburg escribirá siempre desde el diván de su salón, mirando a la calle, fumando cigarrillo tras cigarrillo y con una pila de folios sobre el vientre. Le bastaban cinco horas de sueño; se levantaba a las cuatro de la mañana e incluso antes.

En febrero de 1962 se convierte en abuela: nace Silvia, la primogénita de su hijo mayor, Carlo. En otoño de 1962 se publica Le piccole virtú (Las pequeñas virtudes, Acantilado) y el 15 de octubre se casa su hija Alessandra. Al día siguiente comienza a escribir Lessico Familiare (Léxico familiar, Lumen 2016), por la cual recibe críticas discordantes, a pesar de lo cual se hace con el premio Strega superando a Tommaso Landolfi y a Primo Levi.

El 3 de febrero de 1964 fallece Felice Balbo, el más querido de sus amigos. Ese mismo año interpreta a María de Betania en la película “El Evangelio según San Mateo” de Pier Paolo Pasolini.

En febrero de 1965 muere su padre Giuseppe a los noventa y dos años. En una semana escribe su primera comedia teatral, Ti ho sposato per allegria, que se representa con gran éxito con su amiga la actriz Adriana Asti y por Renzo Motagnani en los papeles principales y es publicada por Einaudi en 1966. En 1967 se adapta al cine. A partir de ese momento se centra en escribir teatro pues éste será para Ginzburg la forma de proseguir la narración de su autobiografía, ya comenzada en Lessico famigliare, la solución para dar voces a múltiples puntos de vista, a muchos “yoes”.
El 19 de Juno de 1969 fallece Gabriele a consecuencia de una transfusión de sangre infectada que se le practicó tras sufrir un accidente de coche en Roma, en Muro Torto.  

Tras la muerte de Gabriele, Natalia sigue escribiendo cada vez más focalizada en el microcosmos familiar. En 1972 firma el artículo Gli ebrei donde se posiciona contra el gobierno israelí y su política de confrontación con los palestinos. Publica en La Stampa y en el Corriere della Sera. En ningún artículo se ocupa expresamente de la condición femenina. Comparte las reivindaciones de las feministas (como su apoyo al aborto) pero no su comportamiento presuntuoso y antagonista frente a los hombres. 

Comienza a hacer colaboraciones semanales en el periódico romano Il Mundo realizando críticas cinematográficas y después en el Corriere realizará la crítica televisiva. 

En las elecciones de Junio de 1983 el Partido Comunista le ofrece una candidatura a la Cámara de los Diputados como miembro independiente en sus listas. Duda si aceptar o no por considerar que no tiene una “mente política” pero finalmente acepta tras consultarlo con Vittorio Foa (amigo de la infancia y perteneciente al partido). Será candidata en dos colegios, el de Roma y el de Turín y elegida en ambos. Opta por Turín y se inscribe en el grupo de la Izquierda independiente. Sus intervenciones en el Parlamento son recordadas por su brevedad y por su claridad, siendo especialmente memorables sus discursos sobre el precio del pan o sobre la tutela de La Paz y la legislación sobre la agresión sexual. 

En invierno de 1991, por una úlcera gástrica, se le extraen dos terceras partes del estómago. En agosto sufre un empeoramiento y el lunes 7 octubre de 1991, fallece. 

NOTAS

(1)Buscando por internet datos de la vida de Natalia Ginzburg me he encontrado con contradicciones e incorrecciones flagrantes. En un artículo periodístico escrito por el traductor de Natalia en Argentina éste comentaba que su tercera hija, Alessandra, era de padre desconocido, algo que no se induce ni de la propia obra de Natalia (en Léxico familiar no sugiere nada parecido) ni en la información sobre Natalia que circula por internet.
Así mismo, en una entrevista que da Carmen Martín Gaite, afirma que Natalia adopta el pseudónimo de Alessandra para la publicación de su primera novela “El camino que va a la ciudad” en honor a su tercera hija cuando es al revés. Primero publicó esta novela y posteriormente nació su hija.
Estas confusiones pueden estar motivadas por la inexistencia de una biografía de la autora traducida al castellano así como las propias reticencias de la misma a hablar de su vida de forma abierta.

(2) Nacido en Odessa en 1909. Intelectual italiano de ideas antifascistas y raíces judías. Se trasladó a Turín siendo niño y estudió en el Liceo Massimo d´Azeglio donde se forma un grupo de intelectuales y activistas políticos que se opusieron al régimen fascista de Mussolini en el que estaban Norberto Bobbio, Piero Gobetti, Cesare Pavese y Giulio Einaudi.

Enseñó lenguas eslavas en la Universidad de Turín potenciando la difusión de la literatura rusa en Italia. 

En 1933 funda la Editorial Einaudi junto a Giulio Einaudi, editorial que aún existe actualmente y goza de gran prestigio en su sector.

En 1934 es obligado a abandonar la Universidad de Turín por negarse a jurar lealtad a Mussolini y al proyecto fascista. Poco después es arrestado por el “Caso Ponte Tresa” y tras ser puesto en libertad es de nuevo detenido en 1935 por dirigir con Carlo Levi la organización antifascista Justicia y Libertad.

En 1938 contrae matrimonio con Natalia y en 1940 es condenado a confinamiento en los Abruzos. 

(3) Carlo Ginzburg se doctoró en Filosofía por la Universidad de Pisa en 1961. Dio clases en la Universidad de Bolonia y en la Universidad de California (EEUU). Sus campos de interés van desde el Renacimiento italiano hasta la historia moderna de Europa especializándose en la Microhistoria. Ésta es una rama de la historia social que analiza cualquier clase de acontecimiento, personajes u otros fenómenos del pasado que en cualquier otro tratamiento de las fuentes pasarían inadvertidos. Pueden llamar la atención del historiador por su rareza pero también por cotidianiedad. Hoy en día trabaja en California, EEUU. 
“He aprendido de mi madre una desaprensión por la verborragia y la proliferación innecesaria de palabras”. 
Respecto a su padre, cuenta que al leer la autobiografía del ex-presidente Sandro Petini se topó con una frase notable de su padre en la que le decía a Sandro antes de morir: “Pase lo que pase tenemos que acordarnos de no odiar a los alemanes”.

(4) Andrea Ginzburg es uno de los fundadores de la Facultad de Economía y Comercio de Módena donde ha impartido clases entre 1970 y 2000. En 2001 fundó la Facultad de Ciencias de la Comunicación y de Economía de Reggio Emilia donde ha impartido clases de Economía hasta 2010. Actualmente está retirado.

(5) Psicóloga y Psicoanalista autora de prestigiosos libros sobre la materia, entre ellos, estudios sobre literatura y psicoanálisis. 

(6) Natalia cuenta en este prólogo que en el invierno de 1948 recibe una carta de Elsa Morante en la que le pedía permiso para mandarle la novela que acababa de terminar. Se habían conocido en Roma anteriormente pero Natalia no recuerda dónde aunque sí recuerda que no habían hablado mucho. Sin embargo, por ser la persona a la que mejor conocía de la editorial, Elsa se atrevió a escribirla. Así llegó a manos de Natalia el manuscrito mecanografiado de Mentira y sortilegio. Lo leyó del tirón y le gustó inmediatamente. Según Natalia: “hacía mucho tiempo que no leía nada que me diese tanta vida y tanta felicidad”. Tras pedir consejo a Pavese, pues Natalia llevaba poco tiempo trabajando en Einaudi y no tenía tanta autoridad como para decidir sola la publicación de un libro, éste consideró adecuado publicarlo (aunque Natalia duda que Pavese leyese el manuscrito).
Morante se trasladó a un hotel de Turín para la corrección de las galeradas, un hotel “no muy lejano de aquel donde , algunos años después, moriría Pavese”. Durante ese verano Pavese, Balbo, Calvino y ella se reunían con Elsa en el café de un bulevar. Elsa y Pavese discutían por cualquier cosa, aunque sin animadversión. Natalia dice que aprendió a amar las agudas y cristalinas carcajadas de Elsa, su manera de sujetarse el pelo con el fular, su boca grande y amarga y temer sus cambios de humor, su cólera y sus juicios drásticos. Habla también con tristeza de la agonía de Elsa antes de morir, larga y desesperante, durante la cual no fue capaz de releer sus libros porque no conseguía separar su obra de su enfermedad.

(7) Primer traductor de la obra completa de Shakespeare al italiano, tras graduarse en Literatura y Filosofía vivió en Cambridge como investigador y regresó a Italia, donde enseñó en Pisa, Trieste, Nápoles y, finalmente, en Roma. Murió en 1969, editándose toda su narrativa póstumamente. 


Bibliografía:
Voz Levi Ginzburg, Natalia redactada en el 2005 para el volumen 65 del Dizionario biografico Deli italiani, Istituto dell´Enciclopedia Italiana – Treccani, Roma que se puede consultar online: http://www.treccani.it/enciclopedia

Domenico Scarpa, Per un ritratto di Natalia Ginzburg, artículo que se puede consultar online; http://www.griseldaonline.it/speciale-ginzburg/per-un-ritratto-di-natalia-ginzburg-scarpa.html

Lessico Famigliare (Léxico Familiar, Lumen 2016, edición conmemorativa de los cien años del nacimiento de la escritora)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te apetece colaborar?